Daniel La Tota Santillán, tuvo su momento de gloria junto a Rodrigo Bueno cuando el cuartetero llenaba estadios y realizaba giras interminables, pero una vez que El Potro falleció ya nada volvió a ser igual y la vida del conductor fue en declive total.

Con menos trabajo como conductor de la movida tropical, La Tota fue parte de algunos elencos de obras menores en temporadas de verano, y el año pasado tocó fondo cuando fue detenido en un confuso episodio policial, que derivó en una internación psiquiátrica.

Hoy La Tota está solo y desocupado y en Confrontados (El Nueve, lunes a viernes 14hs) mostraron como vive en la actualidad y cómo es un día en la triste vida del conductor de la movida tropical:

''Compro lo justo un churrasco, una milanesa, ahora estoy con el truque llevo mercadería por algunos trabajos’’; dijo el locutor que mostró sin pudor la alacena y heladera vacía.

La Tota se la rebusca para intentar seguir trabajando en la radio y al lado de amigos que le dan la oportunidad de ser presentador de grandes bandas como Damas Gratis para poder hacerse cargo de sus hijas menores:

''Estoy pagando parte de la cuota alimentaria y la obra social para mis hijas. Trato de llevar el pan a la mesa, pero es muy difícil’’; confesó y aseguró que a raíz del brote psiquiátrico que sufrió aún continúa con la medicación para poder mantenerse estable.