Lo Ultimo | Soledad Silveyra | ACV | miedo

¿Qué sintió Soledad Silveyra antes del ACV?

La actriz Soledad Silveyra contó los síntomas previos que vivió al ACV que sufrió a inicios de año.

A principios se año se conoció que Soledad Silveyra, de 68 años de edad, había sufrido un ACV y generó preocupación entre sus familiares y seguidores. Desde la clínica La Sagrada Familia, la actriz aportó calma sobre su estado de salud.

soledad-silveyra.jpg
Soledad Silveyra contó lo que sintió antes de sufrir el ACV y habló de su miedo

Soledad Silveyra contó lo que sintió antes de sufrir el ACV y habló de su miedo

Ahora, ya más recuperada y enfocada en su bienestar, Soledad Silveyra visitó a Florencia Peña, en Flor de Equipo, el ciclo de Telefe y allí contó cuáles fueron los síntomas que sintió antes de sufrir el ACV, y por el cual la llevaron a hacerse un chequeo médico.

Marcelo Polino le dijo: "Cuando leímos en los portales lo del ACV, todos los que te amamos, enseguida flasheamos", y Soledad Silveyra comenzó diciendo: "Enseguida pensé en Cerati, en Carlín Calvo. Yo tenía programado el control porque había tenido cuatro temblores que no me habían gustado nada y dije 'esto es neurológico'. Después lo dejé estar, vinieron las Fiestas. Fueron temblores así (se para y tiembla). Fue una cosa mínima, que duraba treinta segundos y me mareaba. Ahí, el productor me tenía que agarrar. El primer episodio me pasó en septiembre, después tuve cuatro más”.

Después, continuó explicando: "Los temblores empezaban en la gamba, yo no tengo bien esta gamba (derecha) y dije 'bueno, puede ser la gamba, las cervicales'. El último episodio fue el 22 de septiembre, cuando fui con mis nietas a un shopping y se me cayó la billetera, fue cortito, catorce segundos. Ellas me miraron, las vi a ellas preocupadas y dije 'bueno, empiezo los trámites’. Cambié de plan (médico) y un neurólogo me mandó a hacerme una resonancia de cerebro. Cuando me hacen la resonancia, antes de poner el contraste, salgo y me dicen 'usted ha tenido un ACV'. Yo fui por control. Mi intuición me dijo 'Solita, andá ya'. Porque esto era rarísimo".

Luego, Soledad Silveyra relató cómo prosiguieron los médicos, tras determinar su ACV: "Después me hicieron cateterismo para ver si había lugar en la carótida para un stent, para abrirla. Cuando lo hizo el doctor Lylyk decidió no abrir porque está totalmente tapada. Tuve miedo y tengo miedo. Ahora estoy medicada con una medicación para toda la vida. Tengo ese miedo de que me vuelva a pasar, porque tampoco se me hizo nada para que no vuelva a pasar, porque no se me pudo destapar la carótida. Estoy haciendo muchos ejercicios de cerebro".