Argentina | Sofía Zámolo | caras | mamá

Sofía Zámolo en la tapa de la revista Caras a un mes de convertirse en mamá

La tapa de la revista Caras fue protagonizada esta vez por Sofía Zámolo quien está a solo un mes de cumplir su sueño de ser mamá

Sofía Zámolo posó para la tapa de la revista Caras y lució espectacular. A casi un mes de convertirse en mamá, la modelo y conductora abrió su corazón y relató su lucha para cumplir su sueño de ser madre. En la entrevista Sofía recordó que su fecha de parto es el próximo 30 de octubre y que dará a luz en el Sanatorio Otamendi. “Me siento mejor, aunque empieza el momento en el que ya duermo de costado y la panza me empieza a molestar. La beba ya pesa 2,100 Kg”, contó.

Entusiasmada por esta nueva etapa, Zámolo relató cuáles fueron los síntomas que más la afectaron durante los casi 9 meses de embarazo: “Al principio, además de las nauseas y vómitos, no podía oler nada, todo me descomponía… Tuve que tomar medicación y no me hacía efecto, me sentía pésimo. Pero mi marido pudo estar al lado mío y eso fue, dentro de todo, lo único positivo que trajo la pandemia”, comentó.

sofia.jpg
Sofía Zámolo en la portada de la revista Caras

Sofía Zámolo en la portada de la revista Caras

La conductora de 37 años, reveló en entrevista exclusiva para Caras que: “Buscar un hijo no es un camino tan fácil. Uno cree que empieza y enseguida va a llegar y de repente te llevás la sorpresa de que no es así, que no es ni tan rápido, ni tan fácil. Hay cosas que uno cree que puede planear en la vida pero que las termina decidiendo Dios. A nosotros nos tocó un camino más largo", manifestó.

Asimismo, comentó que se sintió afectada ante la insistencia de las personas en cuánto a la decisión de ser madre: ¿Ustedes para cuándo?, ¿No les gustaría tener hijos? o ¿Por qué no se apuran?¨ Y eso, nos empezaba a afectar”, explicó. Y dijo también: " “Sufrí en silencio y pasé momentos de angustia y dolor hasta quedar embarazada. Te agarra incertidumbre, miedo, algo que no es bueno porque te paraliza y frena. Todo el estrés que te genera el no quedar embarazada aumenta todavía más estrés… Es un círculo vicioso", relató.

Dejá tu comentario