Lo Ultimo | Silvina Escudero | escuela | Crisis

Crisis acabó con la escuela de danza de Silvina Escudero

La bailarina Silvina Escudero no pudo sostener los gastos de su escuela de danza, que ya tiene tres meses en cierre, desde que inició la cuarentena

Tres meses de inactividad fueron suficientes para generar crisis y llevar al quiebre a la escuela de danza de Silvina Escudero. Con mucho pesar, la bailarina anunció que la pequeña empresa tenía números en rojos y le era imposible sostener los gastos de funcionamiento, por lo que llegó la hora del cierre.

La escuela de danza de Silvina Escudero cerró sus puertas el pasado 10 de marzo. Las medidas de cuarentena social obligatoria impuesta por el Gobierno de Argentina para frenar los contagios de Covid-19 fueron la causa del cierre de la academia de artes.

silvina_escudero3.jpg

En este tipo de espacios tan reducidos ocurre aglomeración de personas y contacto físico, dos de las situaciones de alto riesgo para la propagación de la pandemia.

La bailarina habría anunciado la imposibilidad de mantener los gastos de funcionamiento tras el cierre. Sin percibir ingresos por mensualidad de estudiantes, no habría manera de pagar alquiler, sueldos y servicios, por lo que la pequeña empresa mantenía sus números en rojos.

Semanas atrás, Silvina Escudero se había pronunciado sobre la crisis económica que le generó la pandemia. El cierre de su empresa dio al traste con todo, tanto, que le era imposible sostener algo con sus ahorros y mucho menos el alquiler.

silvina-escudero2.jpg

Durante una entrevista en Confrontados, la bailarina contó que "Estuvimos muy mal el primer mes, tratando de hablar con la locataria del lugar; y la realidad es que no la pudimos sostener. Ya son más de tres meses que la escuela está cerrada, y la realidad es que Danzas Escudero quebró",

La artista hizo maromas para que siguiera en pie su negocio. Trató de negociar con la propietaria del local, pero le fue imposible sostener el pago del arriendo. Silvina y su hermana tenían la esperanza de volver a abrir sus puertas en el mes de septiembre, fecha que ahora luce lejana. Tampoco tienen la certeza de volver a alquilar en el mismo lugar en el que estaba asentada la escuela.