La crisis golpea a todos, y a la televisión también. No sólo en la caída de la pauta publicitaria de tandas clásicas, sino también en los PNT y ni hablar del rating, que es escaso y lejano a los grandes números del pasado, para todos sin excepción. Sin embargo hay aún -por suerte- grandespresupuestos que se ven al aire, a través de realizaciones de producción importantes, sobre todo en el prime time.

Un caso es el recientemente estrenado "La voz Argentina" que está bancado por el gigante Viacom, empresa norteamericana dueña de Telefe. En el programa conducido por Marley se ve que hay plata por los cuatro rincones.

Showmatch sigue siendo un programa "caro" y con gran producción. Su apertura, sus enormes pantallas de led, el despliegue en vestuario y luces, siguen marcando diferencias con el resto de la tele.

Pero este año aparecen "pequeños detalles" que dan cuenta lo que cuesta hoy tener a grandes marcas detrás. Más allá de una baja notoria de las PNT que Tinelli hace al aire -aunque mantiene muchas- llamó este año la desaparición de las latitas de Pepsi en el estrado del jurado, que año a año se veían en primeros planos.

Y ahora se sumó la ausencia de la marca habitual de bebida hidratante posterior a los bailes de cada pareja. Hasta el año pasado, y desde siempre, la botellita de Gatorade era acercada por una bailarina a los participantes, agotados y sin aire tras el baile respectivo.

Ahora, se conforman con una botellita de plástico de agua mineral sin etiqueta, por lo cual no hay canje -obviamente. y hay que sacar la marca para no hacerle publicidad.

Hasta los canjes cuestan en el la tele bajo cero del 2018.

Aparecen en esta nota: