Lo Ultimo | Sergio Lapegüe | Terapia intensiva | Covid

Sergio Lapegüe salió de terapia intensiva y está feliz

El periodista Sergio Lapegüe contó lleno de emoción que pudo salir de terapia intensiva. El conductor de El Trece sigue recuperándose del Covid-19.

Luego de haber pasado unos días muy complicados por su contagio de Covid-19, la enfermedad producto de la pandemia de coronavirus, Sergio Lapegüe relató en un video publicado en su cuenta de Instagram que salió de terapia intensiva. Lleno de mucha emoción, contó la noticia a todos sus seguidores.

sergio-lapegüe.jpg
Sergio Lapegüe salió de terapia intensiva y está feliz

Sergio Lapegüe salió de terapia intensiva y está feliz

Mediante un video publicado en Instagram, Sergio Lapegüe reveló: "Creo que es viernes, terapia intensiva y mis bolsitos... me dan el alta, qué alegría, me dan el alta de terapia intensiva, voy a pasar a una habitación común".

Luego, el periodista Sergio Lapegüe reveló en su video: "Pasé 17 días acá acostado. Recién un médico que me hizo caminar un poquito me dijo 'hace unos días estabas hablando con el barba y ahora estás caminando'. Gracias a Dios, gracias a Dios, un paso más".

Asimismo, el conductor de El Trece contó: "Hola amigos queridos, de a poco voy saliendo. Hoy es un gran día!!!!! desde que vine a hisoparme aquel domingo 24 de enero y quedé internado. Desde ayer estoy sin oxigeno, volviendo a dar mis primeros pasos con la ayuda de los Kinesiólogos".

Finalmente, Sergio Lapegüe contó: "Quería compartir este momento después de 19 días de pelea contra el COVID. Ya dejé la sala de terapia intensiva. Gracias a los médicos, enfermeros, camilleros, personal de limpieza. Todos pusieron ese enorme granito de pasión y de amor que me está ayudando a respirar. Otro paso más...".

A continuación podés ver el video que publicó el periodista de El Trece en sus redes sociales, luego de salir de terapia intensiva:

Embed

Recientemente, Sergio Lapegüe había compartido a través de la misma red social una fotografía en la que se lo ve con un equipo de respiración asistida (el que llaman popularmente bigote), dos electrodos en su pecho, un medidor de saturación en sangre y varias vendas adhesivas en sus brazos, las cuales -se interpreta- cubren los lugares donde al periodista lo pincharon para suministrarle tratamiento endovenoso.