Se esperan definiciones, en estos días, para saber si el regreso de Marcelo Tinelli a la televisión sucederá desde su propia y nueva productora La Flia o si finalmente seguirá atado a Ideas del Sur. La empresa (Ex Indalo) realizaría en las próximas horas una nueva oferta para producir Bailando por un sueño, aunque si lo hace con ellos podrá conservar el nombre Showmatch.

En el entorno del conductor dicen que él quiere hacerlo por su cuenta, pero las cuestiones contractuales, presupuestarias y legales no son tan simples.

La empresa Ideas del Sur tiene el contrato para ejercer su derecho de ir al aire en El Trece, pero para eso necesita de Tinelli, obviamente. Prometen pagar los sueldos adeudados y dicen que si el conductor no hace el programa con ellos irán irremediablemente a la quiebra, responsabilizándolo por eso, en clara señal extorsiva. Tinelli lo sabe y también sabe que a los empleados que pretende llevarse con él a la nueva productora, les conviene cobrar y quedarse en Ideas con la antigüedad de sus empleos.

También sabe que si pagan lo que deben para arrancar el nuevo ciclo, probablemente no paguen lo que viene. Las trabas legales continúan y también dependen de la suerte que el grupo empresario corra con las nuevas autoridades de la Afip para la venta del grupo y lograr una liquidez financiera que hoy no tienen, en medio de embargos y la prisión de Cristóbal López y Fabián de Souza.

Aparecen en esta nota: