Hace unos días sorprendió una denuncia pública que hizo Máximo Menem, hijo de Carlos Menem y Cecilia Bolocco, en sus historias de instagram.

El joven, de 14 años, que vive en Chile junto a su madre, acusó a su hermana Zulemita de ser la culpable de que él no pueda tener relación con su padre: "No les debería estar contando esto, pero no hay otra forma de que la gente se entere de lo que está pasando. Mi papá vive en Argentina y es muy difícil comunicarme con él. Zulema Menem es la única forma de que yo pueda hablar con él y ella me bloqueó de todos los medios. Los custodias de allá tienen la orden de no contestarme, ya suponen de quién será esa orden y los teléfonos de la casa están bloqueados para cuando yo llame. Esto me da mucha pena porque además mi papá no sabe que esto está pasando ", señaló Máximo. En la publicación, el joven etiquetó a su hermanastra e hizo énfasis en que "esto lleva pasando años".

Hoy en LAM, Zulemita salió a responderle: "No le voy a contestar a Máximo porque es mi hermano, lo ador, lo quiero, y ademas es menor de edad, tiene 14 años. Hace dos años que Máximo no viene a la Argentina, si durante dos años no lo traes gran parte de la responsabilidad es de la madre, a mí me pasa que el papá de Luca vive en Estados Unidos y yo me ocupo todo el tiempo de que tengan contacto".

También habló de la relación de ella con Cecilia Bolocco: "Siempre que hubo un problema intenté ayudar, tengo una excelente relación con él. Hubo dos veces que Máximo lo llamó a mi papá y estaba ocupado, pero le devolvió el llamado. Mi papá no tiene un celular propio, la comunicación es por intermedio de su secretario, no sólo con Máximo, sino también conmigo. El viernes fue la última vez que hablé con Máximo, el sábado le mandé mensaje y no me respondió".

"El conflicto comenzó cuando Cecilia Bolocco le pidió a mi papá que mis hijos, yo y mi mamá no estemos presentes cuando venga Máximo a verlo a su casa. Mi papá le dijo que no porque somos una familia, y ella no lo aceptó. La relación no es muy buena, desde que una vez cuando yo estaba embarazada de Malek, pasó una situación horrible: Luca mi hijo estaba cenando con mi papá, con Máximo y con Luca, y los chicos comenzaron a pelear por cosas de chicos, y Cecilia tomó partido por Máximo, le tiró de la oreja a mi hijo y lo echó, le dijo que no iba a compartir la mesa con ellos. Desde ese momento, Cecilia no ingresó más a la casa de mi padre, y fue cuando pidió que nosotros no estemos cuando esté Máximo".