Lo Ultimo | Santi Maratea | Emma | Instagram

¡Santi Maratea lo hizo otra vez! juntó 32 millones de pesos en 24 hs

El influencer Santi Maratea recolectó 200 mil dólares para Emma, una niña de una año que sufre EMA y debe aplicarse un remedio de 2 millones de dólares.

Si hay un alma noble en Instagram que lo deja todo por ayudar a los más postergados, podría decirse que ese es Santi Maratea. El influencer sub 30 volvió a reunir a sus seguidores para pedirles colaboración en una colecta muy especial. Se trata del apoyo económico que requiere Emma o "Emmita", una beba que sufre de atrofia muscular espinal, una enfermedad hereditaria que se detecta en el primer año de vida y solo puede tratarse antes de que el menor cumpla los dos años y pese menos de 13 kilos. Por el momento, Emma está dentro de las condiciones para recibir el medicamento "más caro del mundo": se trata de una única dosis de Zolgensma que detiene el avance degenerativo de las células neuronales. Per hay un detalle: el remedio -comercializado por Novartis- vale 2 millones de dólares.

image.png

Sin bien en el pasado Santi Maratea se puso al hombro diversas causas - como el de la ONG Madres Trata que estaban a punto de perder su casa y gracias a la campaña de Santi Maratea, pudieron comprar el inmueble y saldar la deuda- o de la comunidad wichi que necesitaba una camiontea y ambulancia móvil y diversas donaciones para mejorar su calidad de vida, en esta ocasión la estrella argentina de Instagram dudó acerca de si su labor podía impactar en poder reunir rápidamente el dinero.

image.png

Con el apoyo de varios famosos como Guillermo El Pelado López, La China Suárez, Stefi Roitman y Paula Chaves, la recaudación ascendió a más de 32 millones de pesos (con la última actualización al sábado por la madrugada), por lo que se espera que próximamente Santi Maratea actualice en su Instagram la cifra que podría llegar a superar los 40 millones. Por lo pronto, los seguidores del influencer se pasean por el Instagram de Novartis para pedirles "un descuento" para que Emmita pueda acceder al remedio que ellos comercializan. ¡Groso Santi!