Lo Ultimo | Sabrina Garciarena | Germán Paoloski | Familia

Sabrina Garciarena, angustiada después de parir

Sabrina Garciarena fue mamá de Mía en plena pandemia y, a dos meses de haber nacido, se siente extraña y agotada.

Mía llegó en mayo y su mamá Sabrina Garciarena y su papá Germán Paoloski se sintieron bendecidos como semejante llegada. Sin embargo, a dos meses de haber nacido su tercera hija, la actriz confiesa que "todo es muy extraño", y reflexiona sobre el presente que les toca afrontar.

No hubo mucho para hacer dada que la fecha probable de parto no es algo que se pueda modificar sustancialmente, y la fecha coincidió con la época de cuarentena obligatoria en el país, aunque el parto se adelantara unas semanas. Mía nació en el Sanatorio Otamendi, en Recoleta, y solo pudo ingresar su papá Germán Paoloski.

Webp.net-resizeimage (19).jpg

"Hoy por hoy, todos escuchamos de algún conocido o sabemos de alguien que está contagiado pero cuando estaba por tener, no", contó la actriz. "Nosotros teníamos más o menos 40 días de encierro, nos internamos en el Otamendi y todavía no había casos ahí... estaba un poco más tranquila. Quizás si me hubiera tocado parir ahora, sería diferente", reflexionó Sabrina Garciarena, con un grado de angustia lógico por la situación.

sabrina garciarena.jpg

En el medio de su catarsis, Sabrina Garciarena expresó: "La beba demanda mucha energía pero también tengo dos hijos más, que son chiquitos y tienen todo el tema del colegio en casa... sumado a que Germán está haciendo el noticiero en casa y soy su maquilladora, iluminadora, sonidista y demás... es agotador".

"Es muy fuerte pensar que sus abuelos, la familia y nuestros amigos la van a conocer personalmente cuando tenga tres meses", coincidieron la actriz y el periodista.

sabrina garcia.jpg

Durante la cuarentena, la familia de Germán Paoloski y Sabrina Garciarena celebró el cumpleaños de Beltrán, en la casa que comparten en un country de zona norte. Desde allí, el periodista hace las transmisiones diarias ya que sigue trabajando desde su hogar. Beltrán dejó de ser el benjamín de la familia para darle paso a su hermanita, que llegó el 5 de mayo. El 22 de ese mes el pequeño cumplió tres años.