Lo Ultimo | Rubén Mühlberger | Moria | Investigación

Caso Rubén Mühlberger: ¿Qué famosos irán a declarar?

La clínica de Rubén Mühlberger fue allanada el 13 de mayo y aunque el doctor de los famosos fue puesto en libertad la investigación continúa

Aunque Rubén Mühlberger fue puesto en libertad, la cusa en su contra sigue en pie. Y en este momento de la investigación todo parece apuntar a que comenzaran los llamados a los pacientes de su clínica estética, que fue allanada el 13 de mayo, por no tenerla habilitada, por tener empleados que presuntamente ejercían la medicina sin ser médicos y por utilizar remedios vencidos.

Según señaló Jorge Rial recientemente en su programa "Intrusos", Susana Giménez estaría entre las primeras convocadas a prestar testimonio en la causa, siendo ella una de las últimas celebrities que pasaron por allí para realizar tratamientos.

Pero hay más nombres en danza, desde la ex diputada Elisa “Lilita” Carrió -mencionada como “La paciente 4” en la jerga de la clínica y habitual concurrente a la misma- hasta nombres como los de Rocío Oliva, Moria Casán, Luis Ventura, Chiche Gelblung, Leonor Benedetto y Marcelo Polino, quienes oportunamente podrían ser citados a declarar como testigos en las próximas semanas.

Moria Casán.jpg
Moria y Ruben muhlberger

Moria y Ruben muhlberger

La fiscal porteña Valeria Mesaglia sigue adelante con la investigación de una causa a la que se le impuso un estricto secreto de sumario para evitar filtraciones y no tener que salir a realizar declaraciones permanentes ante el asedio periodístico.

No obstante ya han surgido diversas informaciones acerca de la investigación como la que dejó al descubierto quiénes firmaron el documento de allanamiento: “El acta del allanamiento lo firmaron siete personas que no eran médicos, y dos de ellos estaban con pacientes en ese mismo momento”.

Rubén Mühlberger.jpg
Rubén Mühlberger

Rubén Mühlberger

La denuncia más importante en la que se basó la fiscal Mesaglia para detener a Rubén Mühlberger inicialmente fue la de una mujer que dijo que su padre murió en su casa luego de inyectarse los sueros en la clínica del doctor.

“Le rompieron las venas”, dijo, pero no pudo hacerse la autopsia al cadáver de la víctima, porque fue cremado. Así “se cayó” la acusación inicial de “abandono de persona seguida de muerte” con la que le pudieron caber condenas de hasta 25 años de prisión.