Medios | Roly Serrano | juanita viale | perón

A Roly Serrano se le cayó literalmente la baba en vivo

El actor sufrió un percance en vivo en el programa La Noche de Mirtha con Juanita Viale. Mirá la desopilante de Roly Serrano escena en esta nota

Sucedió algo impensado y desagradable en la mesa de Mirtha Legrand, conducido por Juanita Viale, y Roly Serrano fue el protagonista de un episodio un tanto vergonzoso. El actor que se destacó en la segunda temporada de El Marginal con su personaje de El Sapo, tuvo un percance en la mesa de Juanita Viale.

Dale un beso al sapito

Sucedió que se encontraba con su colega Daniel Aráoz en un interesante intercambio que se dio incluyendo a la flamante conductora. Según Aráoz, Roly Serrano se podía conectar con el espíritu del ex presidente Juan Domingo Perón, y podía trasladar lo que "El General" le decía. ¿Bizarro o parte de una actuación?

image.png

Su nivel de profesionalismo y compenetración con el personaje lo llevó a relajarse y cometer un pequeño detalle que "se le escapó". Cuando comenzaba a decir las supuestas palabras de Perón, a Roly Serrano se le cayó un hilo de baba, justo cuando la cámara estaba en primer plano. Un papelón, pero esto es televisión y es en vivo. Puede suceder.

La noche de Mirtha - Programa 29/08/20

Nada impidió que Roly Serrano siguiera con el papel del General Juan Domingo Perón y el actor Daniel Aráoz lo arengaba cada vez más para que siguiera dando lo mejor de sí. "Hoy, como primicia, para toda Argentina y el mundo habla con Juana Viale el general Juan Domingo Perón", fue parte de la presentación de su amigo, minutos antes de que sucedira el pequeño accidente.

El mensaje que Perón transmitió en la mesa, segun Roly Serrano, fue: "No me gusta la forma en que comen, yo soy argentino, nosotros comemos asado". Y además, agregó: "Nunca vi comer asado en esa mesa, pero de todas maneras como buen patriota, y buen argentino le dejo un abrazo a Juanita".

image.png

Otro detalle que no pasó desapercibido fue que Roly Serrano no se sacó los anteojos oscuros durante toda la cena, algo que resultó un tanto incómodo ya que se sabe que no es una buena costumbre tener accesorios en la mesa con otros comensales.