Como les pasa a todos, a Rodolfo Barili también le llegó el día en que tiene que usar lentes.