Lo Ultimo | Rocío Oliva | Salmo | Diego Maradona

Rocío Oliva reveló un curioso ritual que practica antes de dormir

La ex pareja de Diego Maradona, Rocío Oliva contó que antes de irse a dormir lee un pasaje de la Biblia.

Luego de la muerte de Diego Maradona, Rocío Oliva su ex pareja comenzó a trabajar como panelista en C5N y continuó con su trabajo en Polémica en el Bar (América TV). Durante una de las emisiones del programa conducido por Mariano Iúdica, mientras los integrantes del ciclo hablaban sobre sucesos paranormales y creencias religiosas, la periodista reveló que lee un pasaje de la Biblia antes de irse a dormir.

“Todas las noches leo el salmo 91 de la Biblia. Si una noche no lo leo, al día siguiente siento que me va a ir mal o que me puede pasar algo”, lanzó Rocío Oliva en la mesa de Polémica en el Bar ante la mirada atónita de sus compañeros.

Rocío Oliva.jpg

Luego explicó: “Es el salmo más fuerte de la Biblia”. Además, aseguro que esas palabras “dan protección”. Gastón Recondo, uno de los panelistas del cliclo le consultó si alguna vez había sentido la presencia de su padre, quien falleció hace varios años.

“Una vez sentí, cuando era chica. Tenía 13 años y había pasado poco tiempo (de su muerte). Empecé como soñando. Después me desperté llorando mucho y un poco asustada, porque en el placard sentí una presencia, que había alguien. Como una energía, no sé cómo explicarlo. Me asusté tanto que empecé a llorar y gritar, entonces vino mi mamá”, contó Rocío Oliva.

rocio oliva 2.jpg

Para finalizar, la ex de Diego Maradona aseguró que fue la única vez que sintió algo así, contó que desde que su papá falleció, siente que tiene un ángel. “Yo era su única hija mujer y él tenía locura por mí y viceversa. Cuando pasa algo, le pido a él”, cerró.

Salmo 91

Morando bajo la sombra del Omnipotente

El que habita al abrigo del Altísimo

Morará bajo la sombra del Omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;

Mi Dios, en quien confiaré.

Él te librará del lazo del cazador,

De la peste destructora.

Con sus plumas te cubrirá,

Y debajo de sus alas estarás seguro;

Escudo y adarga es su verdad.

No temerás el terror nocturno,

Ni saeta que vuele de día,

Ni pestilencia que ande en oscuridad,

Ni mortandad que en medio del día destruya.