Después de tantos rumores y de la palabra de Diego Maradona, hoy fue Rocío Oliva quien dio su versión de la separación del ex futbolista.

"No se trata de quién dejó a quién, eso es una chiquilinada, si él quiere decir que me dejó que lo diga, no me interesa. A mí me costó muchísimo, estoy con Diego desde los 22 años, y hace mucho tiempo que me estoy preparando para esto. Antes no podía porque estaba en Dubai o en México", dijo Rocío en diálogo con Todas las tardes, por El Nueve.

"Hoy estoy haciendo lo que me gusta, entrenando, viendo que hacer este año, estoy con mucha fe, estoy contenta. Siempre fui la culpable de lo que pasaba, y eso no me hacia bien. Estoy feliz. Ahora estoy en otra etapa de mi vida, con mi familia, con mis amigas, haciendo las cosas para salir adelante", señaló.

Rocío también se refirió a Ojeda y a los hijos de Maradona: "Verónica era feliz cada que nos separábamos. Las hijas de Diego no la quieren. Ella decía que lo vea pero sin que yo esté presente. Y eso era una locura, porque yo fui la mujer de Diego durante 6 años. Y las veces que fue solo después volvía enojado. Eso no era lo mejor para nosotros. Lo mejor es que yo esté presente y el nene viniera. Con el tema de Diego Jr, siempre me interesó que esa relación exista, era algo que a Diego lo ponía mal, él sabía que ese hijo lo tenía y que estuviera ahí, pero nadie los acercaba. Yo ayudé a que se acerquen. Con Jana no, hubo abogados en el medio. Yo ya estoy afuera", sostuvo.

De su encuentro con Ana Rosemberg, solo dijo: "No voy a hacer nada en contra de Diego, sólo está bueno asesorarme de las cosas".

En cuanto al Pepo, Rocío negó una relación. Y también habló del escándalo de la casa donde vive actualmente, por la que Diego dijo que se la iba a tener que devolver: "No va a pasar nada con mi casa. Estamos tranquilas. Yo lo adoro a Diego, pero no lo extraño. No volvería con él, esta vez ya está", finalizó Oliva.

Aparecen en esta nota: