Lo Ultimo | Roberto García Moritán | restaurante | Pampita

Roberto García Moritán reabrió su restaurante: "Estamos muy mal"

El marido de Pampita volvió a abrir las puertas de su selecto restaurante de Palermo. Roberto García Moritán tiene muchas deudas

No está siendo fácil la cuarentena para empresarios gastronómicos como Roberto García Moritán, el marido de Pampita. En el restaurante La Mar y en Tanta son 100 las familias que trabajan y que necesitan de su fuente de trabajo para salir adelante.

El rubro gastronómico fue uno de los más golpeados en esta pandemia porque ni bien comenzó el aislamiento, se decretó que los restaurantes debían cerrar y al poco tiempo se instrumento la alternativa del delivery.

Hace pocos días el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires dio luz verde pra que los bares y restaurantes abrieran sus puertas pero no hacia adentro sino hacia afuera: todos a la vereda. Si bien es un gran avance, lo cierto es que se llega a un 33% de la capacidad de comensales, reduciendo los ingresos.

image.png

“Todavía estamos trabajando con pocas mesas porque respetamos todos los protocolos, pero volver a ver gente en los restaurantes me devuelve la ilusión de salir adelante” contó Roberto García Moritán a la Revista Hola Argentina.

Además, compartió la alegria por reabrir: “Para nosotros es un momento de mucha alegría e ilusión, una ilusión necesaria porque colabora a equilibrar los costos”, dijo el marido de Pampita. Si bien el delivery ayudó en este tiempo, lo cierto es que los trabajadores reciben un extra cuando atienden al público, algo que ahora se reactiva: “Además, es algo que puso muy contento a todo el personal porque las propinas son muy importantes y sienten que la situación se está empezando a normalizar”, dijo.

image.png

En cuanto a las deudas que acumulan los prestigiosos restaurantes La Mar y Tanta, Roberto García Moritán dijo: “La verdad es que estamos mal. Todos los días que abrimos las puertas vamos juntando más deudas”, un panorama complicado ante la incertidumbre del futuro y las pocas reglas claras para la reactivación de la economía.

“Los que creemos que vamos a poder hacerles frente en algún momento somos los que estamos abiertos, pero hay muchos que están quedando en el camino”, se lamentó al hablar de sus colegas.

Dejá tu comentario