Ricardo y el Chino Darín brindaron una divertida entrevista juntos en el programa español El Hormiguero.

Padre e hijo estuvieron hablando de la película La Odisea de los Giles de la cual ambos son protagonistas, y compartieron un juego de "las cajas del banco", donde debían competir por cajas con dinero.

Embed

Ambos confesaron que la experiencia de trabajar juntos les sirvió para conocerse mejor y que pudieron descubrir algunos secretos que desconocían, aunque el Chino señaló que fue complicado trabajar con su padre por lo perfeccionista que es en el trabajo.

Los actores contaron que el Chino tiene un sueño muy profundo que llega a provocar algunos problemas en su vida. Durante el rodaje de la película su padre se pudo dar cuenta de que despertarlo no era fácil, llegando a bromear con que sufría narcolepsia. Luego contaron una anécdota sobre el joven cuando uno de sus amigos no lograba despertarlo, al punto de creerlo muerto.

Su amigo intentó comunicarse con él pero no respondía, por lo que ingresó al departamento con una llave de emergencia, pero se asustó más cuando lo vio tirado en la cama, sin inmutarse ni siquiera por los gritos. Pero segundos después el joven despertó y quedó en el olvido.

Pero Ricardo confesó que es un problema que tuvo desde chico y que ha generado en ocasiones varias llamadas a los médicos y la policía.

Ricardo también contó, en referencia a la crisis del 2001 que contextualiza la película, que su madre pasó un muy mal momento, y que al final de su vida decidieron informarle que estaba todo arreglado, una mentira para que no sufriese la situación.

Aparecen en esta nota: