Las nominaciones del Premio Martín Fierro nuevamente trajeron, como todos los años, polémicas y discusiones sobre las ternas y los ausentes.

Intrusos se encargó del tema y fue el propio Jorge Rial quien, como todos los años, se encargó de tratar el enojo que había en muchos artistas y periodistas del medio. Luis Ventura recogió el guante y salió a responder a las críticas. Pero Rial no se calló y hoy al comenzar su programa hizo un largo y duro editorial sobre el tema.

"Quiero decir que mi pelea con Aptra no es personal contra nadie, es contra Aptra, es histórico, es más viejo que muchos de los que luego entraron a Aptra, son pibes", comenzó diciendo Rial.

"Del otro lado se enojan y lo quieren llevar a un terreno personal. A mí no me van a encontrar porque yo hago un show acá, esto es un programa de televisión. Sacan a relucir las viejas joyas de Aptra, más viejas que joyas, por los programas de televisión... Si no hay del otro lado manera de contestar a cosas puntuales y lo quieren llevar a un terreno personal, están perdiendo la batalla. Y la van a perder siempre porque son burros, son asnos. Vamos a seguir hablando de Aptra", sostuvo el periodista.

"No hay nade de Aptra que me mueva sentimentalmente nada. Para mí Aptra es una institución, no son personas. No tengo relación de sentimientos con ninguno de ellos. Algunos tuvieron un paso por mi vida, no lo tienen más, están afuera. Mi problema es Aptra, ni siquiera es mi problema. Es más, ni siquiera voy a estar en el país para la entrega de los premios. Miren lo que me importa. Voy a estar de luna de miel, disfrutando de mi mujer, mientras ustedes están corriendo para ver a quién le sacan un mango para darle el Martín Fierro, están rosqueando, se bajan los pantalones. Hacen todo para tener su minuto de fama. Ni pienso adelantar mi viaje por ustedes, para que vean lo que me importa...nada", dijo Jorge.

"La primera vez que di los ganadores del Martín Fierro fue en Paf en el 2000, porque para mí esto es un show. Yo me divierto con Aptra. Me divierten los Martín Fierro. Del otro lado lo toman como algo personal, se enojan. Si no se saben divertir, dedíquense a otra cosa. Les queda grande esto, por eso ninguno llegó a nada. Todos se quedaron en la mediocridad de ser invitados a programas. No voy a entrar en ese juego, no me interesan los que están del otro lado. No me mueven nada", finalizó el conductor.

Aparecen en esta nota: