Es el mejor momento en la carrera de Laurita Fernández, quien se impuso con nombre propio fuera del mundo Tinelli a partir de la conducción de su propio programa de radio y el protagónico absoluto de Sugar, mega éxito del teatro, próximo a hacer temporada en Mar del Plata. Laurita corona el año triunfal llegando al jurado del Bailando por un sueño, tras ser participante, campeona y figura.

Ya sin Fede Bal en el panorama sentimental de su vida -aunque la vinculan a Cabré- ella factura en gran forma, con sus altos cachets y los extras siempre bienvenidos: campañas publicitarias y exclusivos actos de presencia a los que accede solo si económicamente reportan una ganancia imperdible.

Es así como trascendió una abultada cifra que habría pedido para ir a la fiesta de 15 años de una fan, de familia adinerada, dispuesta a pagar lo que sea por tener a su ídola en su mega recepción por la edad en la que se festeja en grande -si se puede- o se pide un viaje.

"Una quinceañera quería a Laurita, a Fede y a Mati Napp -su coach- en su fiesta de 15, para que hagan una coreo ahí como las hacían en el Bailando. Le mandan un mensaje a Laurita y ella aclara que con Fede está peleada y que no baila con él; pero que si la quieren a ella, cobra 200 mil pesos.

Fede contestó que no tiene problema en bailar con Laurita, pero que cobra 80. Y Mati Napp ni contestó; ni siquiera se molestó en responder", contó la familiar directa de la chica en cuestión a TeleBajoCero.com.