Argentina | Quino | Mafalda | Joaquín Salvador Lavado

Quino es homenajeado en San Telmo

Los admiradores de Joaquín Salvador Lavado mejor conocido como Quino, lo homenajearon en la conocida estatua de Mafalda en San Telmo

Tras confirmarse el fallecimiento del dibujante argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón, conocido popularmente como Quino. Los admiradores del popular artista quien murió hoy a los 88 años decidieron despedirlo con un sentido homenaje en las calles del Barrio porteño de San Telmo.

En la intersección de Chile y Defensa, en 2009 fue colocada una escultura de el personaje más celebre de Joaquín Salvador Lavado "Quino": Estamos hablando de Mafalda, sentada sobre un banco de plaza y acompañada por sus amigos, Susanita y Manolito. Se eligió justamente esa ubicación para la obra pues, Quino vivía solo a unos pocos metros, en un edificio donde hoy se ubica una tienda dedicada exclusivamente a los personajes de Joaquín Salvador Lavado. La estatua de Mafalda forma parte del conocido "Paseo de las historietas".

Justo en ese lugar, los admiradores de Quino se acercaron al banco de Mafalda para dejar flores y rendir su propio homenaje. El gesto no tardó en viralizarse a través de las redes sociales, donde se compartieron distintas imágenes.

"Acá empiezan a llegar las flores para estos nenes que deben estar muy tristes. Como tantos de nosotros #Quino", escribió una usuaria en su cuenta de Twitter, con fotos de las icónicas figuras rodeadas de ramos de flores.

Mafalda y su monumento en San Telmo

Hace más de una década, el dibujante participó del acto de inauguración de las estatuas y expresó, conmovido: "Estoy muy emocionado y tan abrumado que no se qué decir. Claro, siempre me costó hablar, por eso me dediqué a dibujar. Igual hay mucha gente que no sabe qué decir y lo mismo gana elecciones". Y reveló: "Mafalda era de este barrio, y no solo Mafalda, el almacén de Don Manolo lo saqué de una panadería cerca, que era del papá de un amigo".

Las representaciones de Mafalda no se limitan a Buenos Aires, donde, además, una plaza lleva su nombre en el barrio de Colegiales. La protagonista de la famosa tira tiene otra estatua en Mendoza e incluso viajó al otro lado del Atlántico: su imagen, vestida de rojo y de 80 centímetros de altura, aparece sentada en un banco del Parque San Francisco, en la ciudad de Oviedo, Asturias.