Jitsu Díaz es el bailarín que por estos días divierte a Marcelo Tinelli, desde que entró a la pista junto a Ailen Bechara como reemplazo de Cae, cayó simpático y fue bautizado por el conductor como: Jiu Jitsu

El bailarín hace nueve años que llegó a la Argentina desde Venezuela para intentar tener una mejor vida y la encontró, porque pudo desempeñarse como bailarín y con esfuerzo llegó a trabajar con Flavio Mendoza en Stravaganza, en Tu cara me suena, con Fátima florez, en el musical Franciscus y Aliados; además encontró a su pareja, otra coreógrafa del programa: Yanil García.

La primera vez que apareció en la pista desconcertó a Tinelli que le veía cara conocida:

''Jiu Jitsu, ¿de dónde era, con quién vino a bailar usted?”, le consultó el conductor, apodándolo como el tradicional arte marcial japonés.

''Con Leticia Brédice, yo era bailarín invitado'', respondió tímidamente Jitsu.

Luego comentó que fue pareja de Yanil, la coreógrafa con quien tiene un nene.

''Estuvimos cinco años viviendo juntos y tenemos un hijo de cuatro años, trabajábamos y vivíamos juntos. Para mí no era un problema, pero ella sintió un desgaste en nuestra relación. Lo sufrí bastante. Por suerte con Yanil tenemos una buena relación y priorizamos a nuestro hijo"

Jitsu ahora está soltero y se hizo conocido gracias al Súper Bailando, convirtiéndose rápidamente en un sex symbol, pero aseguró que a la hora de las relaciones hay mucha diferencia entre las mujeres de su país y las argentinas.

"Me cuesta mucho tener una relación estable porque se tienen que dar ciertos factores: atracción física, química sexual, la posibilidad de entablar charlas, entre otras cosas. Pero sí salgo con chicas. Las chicas acá son muy histéricas. Si en Venezuela una chica sale contigo, es porque ya está interesada en ti. Acá puedes salir diez veces y quizás solamente se hace la linda"; sentenció.

Jitsu-Díaz6.jpg

Jitsu-Díaz5.jpg
Jitsu-Díaz4jpg.jpg
Jitsu-Díaz3.jpg
jitsu 01.jpg
jitsu.jpg