Catherine Fulop vive en la Argentina hace más de 20 años, está casada con un argentino, Osvaldo Sabatini, y tiene dos hijas argentinas, Oriana y Tiziana. El pasado 6 de junio hizo el pedido formal de nacionalidad argentina, pero la jueza se lo negó.

La decisión se debió a los dichos de la actriz cuando comparó el Holocausto judío a la vivencia del pueblo venezolano. La jueza Martina Forns se excusó de intervenir en la causa que cayó en el juzgado federal que está a su cargo, y aseguró que las declaraciones públicas fueron de "contenido discriminatorio y ofensivo hacia el pueblo judío"

"Tales expresiones provocan en la suscrita violencia moral para continuar entendiendo en esta causa, fundada en motivos graves de decoro y delicadeza. El otorgamiento de la nacionalidad argentina comporta un honor que no se concede automáticamente, sino que exige una acreditación llevada a cabo con la máxima seriedad acerca de los requisitos pertinentes, incluso aquellos atinentes a circunstancias que podrían obstar el beneficio solicitado", señaló la jueza.

La Cámara Federal de San Martín intervino y consideraron que la jueza "no ha explicado de modo concreto y preciso de qué manera los dichos de Fulop le provocan una violencia moral grave que le impida juzgar con la debida imparcialidad". Por tal motivo, se decidió que "no son suficientes para apartar al juez natural de la causa". Y por este motivo, Martina Forns seguirá a cargo de la causa.

Aparecen en esta nota: