El abogado de Diego Maradona y vocero de todos sus mensajes, Matías Morla, habló ayer en Radio La Red, y nuevamente puso en duda la presencia del futbolista en el casamiento de su hija mayor, Dalma: "Entiendo que es un tema familiar, privado, que deben resolver padre e hija. Pero en lo que tiene que ver con la realidad, Diego está muy metido con su trabajo en el Fujairah y el jeque está feliz por esta posibilidad histórica de lograr un ascenso por lo que habrá que ver cuál es la opinión de ellos. Yo me reuní con el jeque y él lo que quiere es lograr el ascenso y es entendible, por lo que pensar en la presencia de Diego en el casamiento hoy, a veinte días, es solo especulación. Diego está muy comprometido con su trabajo, el jeque lo ama y en la última charla que tuvimos fue claro: ´Los profesionales concurren a los eventos sociales cuando hay receso´, me dijo, por lo que todo lo que pase desde ahora depende de ellos y de las reuniones que tengamos", señaló el abogado.

"A mí me encantaría que Diego esté, fui el primero en decirle que tenía que venir, pero hay una realidad laboral que complica las cosas. Hoy aún no sacó los pasajes y no hay certeza de que viaje, más allá de su deseo, hay una obligación laboral que él quiere respetar", dijo Morla.

Aparecen en esta nota: