Como el periodista adelantó ayer, hace unos días que Fernández Prieto dejó el departamento del Palacio Raggio donde vivía con Tesouro y su hija Moorea, de dos años.

Floppy habló ayer a la tarde en Incorrectas, junto a Moria Casán, el programa que la tiene contratada hace algunos meses como panelista.

"La pareja no se está encontrando. No quería que esto le pase a mi familia, somos honestos con lo que está sucediendo. Tuvimos una charla super civilizada con Rodri, ante todo siempre fuimos mejores amigos, eso hace que uno tenga mucha confianza con el otro para hablar. Tuvimos una charla de 4 horas donde fuimos honestos con esto que nos está pasando. Él es una gran persona y un gran papá, pero como pareja a veces uno elige un camino, y el otro elije otro camino. Soy muy Susanita, muy compañera, me brindo mucho y eso te hace chocar contra una pared", señaló la modelo.

"Se que me ama profundamente y que su hija y yo somos los amores de su vida, como me dijo el día que se fue de casa. No se que va a pasar mañana", sostuvo.

Y agregó: "Yo busco en mi pareja un compañero de vida, yo me subí a la moto de una pareja del 2020, con más libertad. Al principio era divino, divertido, salir con amigas y disfrutar pero también me encanta sentirme acompañada, protegida. Estos últimos meses, entre los viajes de trabajo y de placer, y la vida social de los dos, hubo un desencuentro, una desconexión".

Floppy no pudo contener la emoción, y entre lágrimas señaló: "Soy muy independiente en el trabajo, pero con la pareja soy más dependiente. Creo que los dos tenemos que ser felices, juntos o separados. Fue de común acuerdo, fue una charla civilizada, nos respetamos profundamente, vamos a seguir siendo hermanos de la vida. Por Moorea que es nuestro tesoro, hoy es esta la mejor decisión. No hay terceros en discordia".

Embed