Después de mantener un alto perfil durante su paso por el Bailando, la Bomba Tucumana volvió a su habitual vida en su pueblo natal, con giras, pero en una vida cotidiana lejos de las cámaras.

Así se la ve a la cantante, muy simpática y relajada, en un video cuando se le acerca un auto con varios fanáticos cantando "La pollera amarilla", el clásico de la Bomba, a quien se la ve que rápidamente se suma al canto y los saludo y se sonríe.

Hasta ahí, una gran imagen. El problema surge cuando se ve que la Bomba circula como acompañante en una moto, sin usar el debido casco correspondiente, poniendo en riesgo su vida.

Mirá el video:

la bomba sin casco