Hace unas semanas se conoció la noticia del proyecto que tenía Luciana Salazar de plasmar en un programa de televisión, las vivencias previas a su maternidad, fruto de la subrogación de vientre.

Cuando se conoció la noticia, las críticas estallaron en muchos sectores, y algunos llegaron a hablar de "comercialización de su maternidad" con este "reality", que ella prefirió llamar "real life".

Lo que quiere plasmar Luciana en su programa es la previa a la llegada de Matilda, su primera hija, algo bastante usual en la televisión mundial, en la cual las celebridades hacen de su vida un show y un programa.

Pero ante tanta voz en contra y tanta crítica, gente cercana a Luciana le sugirió que abandone la idea de hacerlo. Según pudimos saber, Ana Rosenfeld, abogada e íntima amiga de Luciana, habría sido una de las más fuertes voces opositoras a la realización del "real life".

En estas horas Luciana analiza bajarse del proyecto y como tiene un contrato firmado, tal vez hacerlo, pero sin incluir nada que tenga que ver con su maternidad. Las críticas y los comentarios en contra, motivarían a la bomba sexy dar marcha atrás y dejar en la nada de idea de "retratar" los preliminares de su futura maternidad.

Aparecen en esta nota: