Lo Ultimo | Paulo Kablan | Andy Kusnetzoff | hijos

Se le fue la lengua a Paulo Kablan, integrante del ciclo de Vero Lozano

El periodista Paulo Kablan relató una curiosa anécdota sobre el nacimiento de su tercer hijo que dejó a Andy Kusnetzoff con la boca abierta

Por pedido del presentador de Telefe, Paulo Kablan dio un paso al frente al recordar el nacimiento de uno de sus hijos. “Yo fui padre a los 24 años. A los 25, tuve el segundo y a los 26, el tercero. A los 26 ya era jefe de sección en un diario y tenía tres hijos”, inició el integrante del ciclo “Cortá por Lozano” .

Y luego agregó: “Lo que pasó con el tercero es que mi mujer se internó porque lo iba a tenerlo por cesárea a las 7 de la mañana y el médico le dijo que se quede para que pase la noche tranquila”.

Embed

“Yo estaba con mi suegra en otra ciudad, que no era la mía, con los nenes chiquitos. Entonces me fui con mi suegra y mis hijos chiquitos para que durmieran y yo la iba a acompañar a mi esposa al otro día”, manifestó Kablan y ante la curiosidad de Andy Kusnetzoff, dio más detalles: “Me avisan a la madrugada, porque encima no escuché el teléfono porque había trabajado hasta tarde, que se había descompuesto mi señora”.

“Voy al hospital y como se había adelantado el parto ya había nacido el bebé hacía ya una hora. Mi mujer estaba saliendo de la anestesia, estaba medio boleada pero algo entendía… y de los nervios me salió decir ‘qué feo que es’. Me pareció horrible, pero me salió. Horrible era yo, y eso me lo reclaman. Quedó esa anécdota”, finalizó causando sorpresa en Andy Kusnetzoff y sus acompañantes.

Paulo Kablan.jpg
P

P

Días atrás, Paulo Kablan se sensibilizó al admitir que no puede ver a sus padres a causa del “aislamiento social, preventivo y obligatorio”. “Hace más de un año que está con una internación domiciliaria súper amado y querido por mi mamá y las cuidadoras“, manifestó el comunicador al mencionar el actual estado de salud de Enrique, su padre.

“Lo hermoso es que una de las cuidadoras se las ingenió para decirle a mi viejo que cada iban a viajar a un lugar imaginario. Lo va tuneando al viejo ¡Divina!. Esto marca como podés conectar y amar incluso a la distancia”, cerró.