Reino Unido | Paul McCartney | McCartney | Ley

Paul McCartney le reclamó al primer ministro Boris Johnson

El cantante británico Paul McCartney exigió al primer ministro Boris Johnson la legislación que permite a los músicos ganar más dinero

A través de una carta abierta dirigida al primer ministro británico Boris Johnson, varios músicos de la talla de Paul McCartney, Peter Gabriel, Bob Geldof, Jimmy Page, Robert Plant, Kate Bush, Damon Albarn, Chris Martin, Noel Gallagher y Boy George, y 150 músicos, solicitaron al premier que se revise la ley, y se avance en una reforma para que los artistas ganen un mayor porcentaje por la música que se comparte a través de las plataformas digitales.

La comunicación para pedir la modificación de la ley, se redactó por iniciativa del Sindicato de Músicos y la Academia Ivors, quienes encabezan la campaña #BrokenRecord. El reclamo surge cuando en la cámara de los comunes de debate cuánto impactó la pandemia en la industria musical.

Paul McCartney y compañía, solicitan a través de la carta lo siguiente: “La ley no ha seguido el ritmo del cambio tecnológico y, como resultado, los artistas intérpretes o ejecutantes y compositores no disfrutan de las mismas protecciones que genera la radio (...) Sólo es necesario cambiar dos palabras en la Ley de derechos de autor, diseños y patentes de 1988 para que los artistas de hoy reciban una parte de los ingresos, tal como disfrutan de los devengados por la radio. (...) Eso no le cuesta un centavo al contribuyente, pero pondrá más dinero en los bolsillos de los contribuyentes del Reino Unido y aumentará los ingresos para servicios públicos.

Paul McCartney signs letter to Boris Johnson for streaming overhaul

A medida que el mundo entero se ha movido en línea durante la pandemia, los músicos que escriben, graban y actúan para ganarse la vida han sido defraudados por una ley que simplemente no ha seguido el ritmo del cambio tecnológico. Los oyentes se horrorizarían al saber lo poco que ganan los artistas y músicos con la transmisión cuando pagan sus suscripciones. Al endurecer la ley para que el streaming pague como la radio, devolveremos los ingresos por transmisión a su lugar: las manos de los artistas. Es su música, por lo que los ingresos generados a partir de ella deberían ir a sus manos “. Expresa los firmantes de la carta.