El tema de la denuncia de acoso de Darthes – Rivero fue y es tema de debate, declaraciones a favor y en contra, uno de los actores, quien fue galán de novela y protagonizo muchas escena de besos y sexo fue Gerardo Romano quien tuvo una opinión muy polémica acerca del caso y se pronunció a favor de Darthes diciendo que los actores tenían derecho a meter la lengua al besar.

Esta declaración trajo sus consecuencias y hoy en Confrontados en exclusiva Mariana Prommel, actriz que trabajo en Los Roldan, Lobo, El jardín de bronce, La casa de Bernarda Alba y muchas novelas más denunció a Romano por maltrato.

Es la primera vez que vengo a un programa a hablar de estos temas y se la veía visiblemente nerviosa y algo angustiada:

''Me indignaron sus declaraciones irrespetuosas, es un desagradable, usa un vocabulario soez’’, contó la actriz y afirmó: ''El me maltrató’’.

Prommel relató cómo fueron los sucesos que pasó con Romano:

''Grabábamos juntos Lobo en Pol-ka, era la primera vez que trabajaba allí y estaba rodeada de hombres, en una escena le llevaba el desayuno y el personaje de él estaba con una bata, se abre la bata y dice ‘veni veni, poneme la bandeja acá’, señalándose su parte viril’’.

''Le dije que era un maleducado y asqueroso’’. Y todos alrededor le festejaron el chiste.

La actriz contó muy nerviosa otro mal momento que vivió con el actor, en la que en un ensayo en una novela le dijo:

''Te voy a cortar el clítoris con un Tramontina’’.

''Lo veo pasearse en todos los programas diciendo barbaridades’’. Por eso hablo, porque no quiero tener que fumarme a este tipo''.

''Sé más cosas de otros casos pero no puedo hablar sin certezas. Yo me supe defender por eso no plantee nada en mi trabajo, pero el despierta lo peor de mí''. explicó Mariana Prommel.

El director de Lobo Jorge Montero llamó a Confrontados para aclarar el hecho de que en las grabaciones todos se reían de las ocurrencias del actor.

''Mariana es mi amiga la adoro, y no es que digo que Mariana mienta, sino que el espíritu de trabajo era llevarnos bien y Gerardo siempre está en el límite entre la diversión y la banquina’’, aseguró el director.

''Yo nunca me enteré que la había pasado tan mal, y lo que sucede es que en el set pasan cosas y me pongo mal porque me pregunto cómo puede ser que la paso tan mal’’.

Luego tuvo un ida y vuelta entre el director y la actriz que le refutó que no le interesaba el humor de Gerado Romano.

''Yo no me acuerdo de esa situación específica. No tengo registro. Se de escenas que si sucedieron, lo de la bandeja si sucedió pero lo hace con todo el mundo. Hay gente que lo banca y gente que no, porque es así’’.

Embed