Noemí Alan estuvo anoche en el programa Quien quiere ser millonario. La actriz fue uno de los íconos de los años 80 en el cine nacional, sin embargo una fuerte adicción por el alcohol y las drogas la llevaron a alejarse del mundo del espectáculo y combatir junto a su familia contra su enfermedad.

Con el paso del tiempo, la "tana" tuvo también que luchar contra una fuerte depresión, pero el amor de sus hijos hizo que Noemí se recuperara y luego de una ardua batalla logró salir adelante.

Anoche, durante el programa de Santiago del Moro, Noemí, con la presencia de su hija Clara en la tribuna, se quebró y les pidió perdón a sus hijos: "Por los errores que cometí cuando tenía alguna adicción al alcohol, por la depresión también, debe ser muy difícil ver a su mamá tirada en la cama, tuvieron que luchar mucho y la lucharon siempre conmigo".

Embed

Noemí no pudo completar el juego, aunque terminó llevándose 180 mil pesos, una cifra abultada para los tiempos que corren.

Aparecen en esta nota: