Lo Ultimo | niñas | Cumpleaños | Video

Dos niñas se pelean en pleno cumpleaños y sus reacciones se viralizan

La reacción de la cumpleañera y la malévola mirada de su hermana se volvieron tendencia en las redes sociales.

Dos pequeñas hermanas se volvieron las protagonistas de un video viral que le está dando la vuelta al mundo debido a las reacciones que tuvieron las dos niñas en plena fiesta de cumpleaños.

Todo comenzó en la celebración del tercer cumpleaños de María Eduarda donde sus familiares le organizaron una celebración muy familiar con pastel, globos, y una decoración rosa.

Embed

En el video se puede ver el instante en el que la familia le canta el "Feliz cumpleaños" a la pequeña, mientras ella sonríe tiernamente, pero todo cambió cuando llegó el momento de soplar las velas de pastel pues justo cuando María iba a soplar, su hermana se le adelantó, sopló y apagó las vela antes que ella.

La reacción de la cumpleañera fue un poco agresiva, pues de inmediato y sin bajarse de la silla donde ella estaba, agarró a su hermana por el cabello y se lo haló, hasta que intervinieron otros familiares, mientras ella lloraba por que no pudo soplar las velas en su día especial.

Embed

Esa reacción se hizo viral en las redes, pero lo que más llamó la atención de los internautas fue la reacción de la niña que sopló las velas, que luce una camisa blanca con rayas de colores, pues como si fuera la antagonista de una novela, ella se acomodó el cabello tras haber sido mechoneada por su hermanita y con una maliciosa sonrisa se movía viendo a la cumpleañera mientras ella seguía llorando.

El video fue grabado este fin de semana en Brasil y ha sido la inspiración de cientos de memes en las redes sociales, donde algunos internautas hasta se han identificado con las protagonistas de este video viral.

Video viral hermanas pastel 2.jpg
Dos niñas se pelean en pleno cumpleaños y sus reacciones se viralizan

Dos niñas se pelean en pleno cumpleaños y sus reacciones se viralizan

A pesar del tenso momento que vivieron las hermanas, la historia cerró con un "final feliz", pues ambas fueron las encargadas de cortar el pastel, como si nada hubiera sucedido.