Nicolás Cabré tuvo que pasar por momentos difíciles la semana pasada, cuando debieron internar y operar a su hija Rufina de una hernia inguinal.

Aunque la operación fue programada, sorprendió la noticia. Y en las imágenes se la vio a la China y a Cabré, acompañado de Laurita Fernández, su novia.

El actor, que suele no dar notas para hablar de su vida privada, sorprendió hablando con Involucrados: "Rufina está bien, ya está en casa, era una pavada pero teníamos que pasar estos momentos de nervios, es esto de ser padres", señaló.

Nicolás habló de la presencia de su novia y de la relación que tienen su ex y su actual pareja: "Somos personas grandes que velamos por la tranquilidad y el bienestar de Rufi, tenemos buena onda, nos llevamos bien, gracias a Dios es así, lo único que importa es el bienestar de Rufi y que esté rodeada de amor", sostuvo.

Y agregó cómo es la relación de la pequeña con su mujer: "Se aman, y ese es uno de los puntos más hermsos que tiene la relación, es hermoso ver como se tratan y se quiere. Estoy enamorado y feliz y es una de las cosas que hace más hermosa a Lau", cerró el actor.

Aparecen en esta nota: