Nazarena Vélez habló a corazón abierto sobre sus peores años -más de 10- en los que sufrió el flagelo de las anfetaminas y todas las graves consecuencias que deja. A raíz de un posteo en Instagram recordando una escena de Casados con hijos en la que estaba "divina", ella contó su verdad: "¿Estaba linda? Sí. ¿Estaba sana? No. ¿Era feliz?. No".

Hoy en un móvil con Confrontados (El nueve, 15 hs) la actriz dio detalles sobre esa época negra en la que le pasó de todo: "Era una drogadicta". Asumió que jamás tomó cocaína pero que las anfetaminas fueron casi lo mismo. "Me salvaron mis padres" recordó, al citar una mañana en la que tuvo que llamarlos de urgencia y se vinieron desde Puerto Madryn en un avión, de urgencia, ya que deberían haberla internado.

Las consecuencias terribles para dejar las pastillas, sus efectos adversos, la abstinencia y todos los trastornos que le causó, fueron relatados por Nazarena en detalle.

''Me puse a escribir lo que realmente me pasaba, en la época de mi adicción a las anfetaminas, y la verdad la estaba pasando re contra mal, todos los que me cruzaban me decían ‘como temblas, porque no comés, se cubrían los choques que lamentablemente tenía, porque me quedaba dormida en la autopista'''.

Nazarena comparó las anfetaminas con la cocaína y dijo que es una de las peores drogas que hay:

''Te quedan secuelas súper grosas, la abstinencia es tremenda, tendría que haber estado internada tres meses''.

Hablando de las consecuencias de haber ingerido durante 10 años anfetaminas Nazarena afirmó:

''Me quedó hasta un soplo en el corazón, tenía una taquicardia tan grande que sentía que se me iba a parar el corazón, te afecta todo el cuerpo, pero fundamentalmente tenia taquicardia y acelere''.

Embed

Aparecen en esta nota: