Lo Ultimo | Natalia Oreiro | feminista | hijo

El hijo de Natalia Oreiro es feminista

En una reciente entrevista, Natalia Oreiro habló de su hijo Merlín Atahualpa, y afirmó que era feminista.

En una reciente entrevista, Natalia Oreiro destacó la labor de Ricardo Mollo como padre, y cómo es la formación que en conjunto tienen de Merlín Atahualpa, quien nació hace 9 años y desde siempre lo han criado con muchas libertades.

En este sentido, en el ciclo radial Agarrate Catalina, Natalia Oreiro comenzó diciendo que junto a su marido hacen las cosas a la par: "Debería ser lo común que un compañero se encargue a la par o incluso en el caso de él, más que yo. Incluso eso en el documental se muestra, como él se queda aquí con él, siendo un bebé de dos años en lactancia".

Luego, Natalia Oreiro continuó: "Él me conmueve como hombre más allá de eso, por eso, cuando nos convertimos en padres fue un regalo maravilloso. Para el hombre poder hacerse cargo de eso que le toca también es un regalo de la vida. Muchas veces por el machismo, la falta de tiempo, o lo que sea, también se lo pueden llegar a perder".

Otra consideración que hizo Natalia Oreiro sobre Ricardo Mollo y la crianza de su hijo: "para Ata su imagen paternal y maternal es la misma. Mi hijo es un niño feminista. Cuando mi hijo se golpeaba de chiquito llamaba “mamá-papá” no era uno solo".

Finalmente, volvió a elogiar a su marido: "A mí me conmueve mucho él como compañero y como artista. Él es un gran compañero. Quizás la diferencia de edad, quizás no. Cuando nos conocimos yo era muy chica, estaba formándome, creciendo y aprendiendo, y él ya era un músico. En ese momento era una esponja. Mi vínculo sucedió desde algo muy sincero y después surgió el amor".

La noche mágica

Referente a la trama de La noche mágica, Natalia Oreiro relató: “Lo que más me interesó del guion fue que me pareció diferente. Si bien podríamos definir a La noche mágica como una comedia negra, con toques de thriller, es difícil de catalogarla. Tiene una trama excéntrica y varios momentos divertidos, pero esconde algo que se podría definir como la descomposición misma de la sociedad. Con esto me refiero al vínculo que tiene un matrimonio, más basado en las apariencias sociales que en sus verdaderos sentimientos".