Lo Ultimo | Florinda Meza | Roberto Gómez Bolaños | Meza

¡Nostálgica! Florinda Meza le dedica un tierno poema a Roberto Gómez Bolaños

La popular Doña Florinda, interpretada por Florinda Meza, le dedicó un amoroso y sentido mensaje a su esposo Roberto Gómez Bolaños en el Día de Muertos.

Este mes de noviembre, específicamente el próximo día 28, se cumplirán seis años de la muerte de Roberto Gómez Bolaños y por ello Florinda Meza, su viuda, recurrió a las redes sociales para recordar al gran amor de su vida.

En plena celebración del Día de los muertos, la tradicional festividad mexicana que tiene lugar el 1 y 2 de noviembre de cada año, la actriz utilizó su cuenta de Instagram y le dedicó un poema al protagonista de El chavo del ocho.

Roberto Gómez Bolaños y Florinda Meza 2.jpg

"Mi Rober, hoy quiero recordarte, como cada día. Tu cripta está llena de tus flores favoritas. Y para seguir la tradición, te hice está 'calaverita'", escribió al compartir una foto de Bolaños, una de su mausoleo y otra de la flor tradicional de dicha festividad. "La muerte quiso llevarte para animar el panteón, pues tú tenías el arte de alegrar el corazón", agregó para completar el mensaje.

Roberto Gómez Bolaños y Florinda Meza 3.jpg

Uno de los romances más sonados de México, el de Florinda y "Chespirito", comenzó en la década de los 70. Ella lo conoció cuando tenía 22 y él 42. Por ese entonces el cómico estaba casado con Graciela Fernández, tenía seis hijos y mucha fama de mujeriego. Meza explicó en varias entrevistas que ella siempre se negó a ser seducida por él, hasta que a los 27 años no pudo evitar enamorarse. Más adelante blanquearon su amor y se casaron. Según las palabras de la actriz, ella lo convirtió "en un hombre fiel".

Gómez Bolaños murió en 2014 a los 85 años, en su casa de Cancún, donde vivió los últimos años. El autor, director, comediante conocido en el mundo por haber creado y encarnado al entrañable personaje de la serie El Chavo del 8, sufría de problemas respiratorios que lo mantuvieron internado en muchas ocasiones durante los últimos años de su vida.

Roberto Gómez Bolaños y Florinda Meza 4.jpg

"Nuestro tiempo juntos fue memorable, porque aun cuando cada día parecía igual al otro, no lo era. Nosotros nos encargábamos de que fuera diferente. El instante mágico se presentaba porque nosotros así lo queríamos", recordaba ella durante una entrevista el año pasado. "Por la noche quedábamos exhaustos, pero nunca dormíamos sin dar gracias a Dios por lo vivido. Al día siguiente te decía: 'Buenos días mi alegría' y, somnoliento, respondías: 'Buenos días mi dulce amanecer'. Ahora cada día me parece exactamente igual al anterior".