Morena Rial confirmó ayer su separación de Facundo Ambrosioni, el padre de su pequeño hijo Francesco y hoy estuvo en LAM hablando de su soltería. Pero también habló de su paso por el Bailando, la relación con su papá y su hermana y de las mujeres y ex de su padre, Jorge Rial.

"Teníamos muchas peleas hace mucho tiempo. Pasaron cosas. Facundo me fue infiel. Los últimos meses fueron bravos, desde que nació Fancesco salía al boliche, volvía 1030 de la mañana, me decía que se quedaba dormido o se iba a la casa de un amigo. Luché un montón por mi familia", señaló Morena de su separación.

"Le revisé el celular. Para tomar la decisión necesitaba una prueba. Encontré de todo un poco. Le saqué foto con mi celular. Es todo obvio, fue infiel él y ellas. Por lo que leí, todas con las que se chateaba están de novia. Le decían que estaba muy cómodo y le gustaba esa vida.Cuando le mostré todo me dijo que se confundió", dijo. Y agregó: "Mi papá lo bancaba al principio. Ahora tiene trabajo hace 6 meses en la AFA".

"Cuando me separé el año pasado, él me recriminaba lo que yo hacía al principio de la relación que cuando no estábamos de novios yo hablaba con otra gente. Siempre la mujer es la que se equivoca. Yo perdí a mi papá por estar con Facundo. Así es la gente, nunca la terminas de conocer. No sigo enamorada, me da asco.Por mi hijo intento hablar poco y nada. Hasta ayer vino a casa a ver al bebé y me insulta, me dice que me acuesto con otro. Por ahora lo dejo que venga. Soy buena pero puedo ser la peor de todas. Es el padre y por mi hijo hago cualquier cosa. Pero ya tengo las pruebas. Siempre lo supe pero nunca me llegó nada. Quiero pensar que no me usó. Estuve casi un año separada de mi papá, me arrepiento de haberme peleado con mi papá y mi hermana. El primero que se enteró de mi embarazo fue mi papá", sostuvo Morena.

Embed
Embed

Por otro lado, habló de la ausencia de relación con su madre, Silvia D´Auro: "No extraño a mi mamá. Cuando le dijeron que iba a ser abuela, se reía. Ella es re violenta, es loca. Me pegaba todo el día. Nos amenazaba que si le contábamos a mi papá iba a ser peor. Cuando dejó de pegarme a los 10 años, se la empezó a agarrar con mi hermana. Un día la llamé para pedirle unas fotos mías y nos juntamos en un restaurante, pero se sintió incómoda, se levantó y se fue; nunca más supe de ella. Si te importa tu hija tratas de recomponer la relación, no decís que tu hija es una chorra. Me crié sola. Mi papá estaba los fines de semana. Ella se iba a las 10 de la mañana y volvía a las 8 de la noche. Tuve intención de buscar a mis padres biológicos, pero no quiero que se aprovechen de mi situación, que seguramente tengo una situación mejor que ellos. Se que son de Tucumán; voy a empezar a estudiar abogacía", dijo.

Embed

También habló de las parejas de su padre, Jorge Rial: "Loly (Antoniale) se portó bien conmigo. Estuvo en mi adolescencia, en la parte más difícil de una mujer y se hizo cargo de esa situación. Me llevaba apenas 10 años. Tuvimos peleas. No le reprocho nada. No me gusta hablar de Kampfer; la odio. Estoy muy enojada con ella. Traicionó a mi papá. Ahora que tiene un hijo podría pedir perdón. El día que yo me iba a hacer un bypass subió un video de un gordo riéndose. No me caía bien. Me parecía trepa, quería limpiar su nombre con mi papá, lo hizo, le sacó bien, tendría que estar en Ezeiza. Era despectiva. Se suben a otro nivel cuando son las mujeres de mi papá. Con Romina me llevo normal, no tengo mucho trato. No la conozco mucho. No hay conflicto, voy a veces a la casa".

Y cerró hablando de su paso por el Bailando: "A Charlotte la conozco hace bastante, me llamó ella. Prefiero que me digan que bailé espantoso porque es la realidad, parí hace dos meses. Me gustaría volver al programa. Charlotte ni siquiera mira a su propio bailarín. Mi papá no quería que yo esté ahí porque le preocupa, es mucha exposición, lo ve todo el mundo. Me molesta que se me rían en la cara, prefiero que me rían en la cara a que no sepan dar una devolución", finalizó.

Embed