Argentina | Mono de Kapanga | Kapanga | Mono

El Mono de Kapanga pasó por Los Mammones

El rockero argentino Mono de Kapanga le contó a Jey Mammon detalles sorprendentes de su vida y su carrera artística

Uno de los fenómenos televisivos de esta temporada sin duda ha sido el late de Jey Mammon "Los Mammones" que transmiten en las pantallas de América. Por el piso del ciclo han pasado grandes figuras de la farándula nacional. Esta semana estuvo uno de los referentes del rock, Fabio, mejor conocido como " El Mono de Kapanga".

Ciertamente el Mono de Kapanga tomó notoriedad luego de su participación en Masterchef Celebrity Argentina, sin embargo tiene una prolífica carrera de 25 años en la música argentina. De todo esto habló El Mono con Jey en su entrevista.

Uno de los primeros temas de conversación que abordó el Mono de Kapanga con Jey Mammon, fue su relación con el ex presidente Eduardo Duhalde, a quien le dedicó la canción "El mono relojero". Al respecto comentó: “La hicimos en el año 97, cuando Duhalde tuvo la ‘feliz’ idea de mandarnos a dormir a las tres de la mañana. Algo parecido a lo que está ocurriendo ahora, pero sin pandemia. Esto es excepcional y es entendible, aunque no sé si es la solución. En esa época quedaban sueltas hordas de ‘orcos salvajes’ por las calles”.

El mono de Kapanga en Los Mammones

Además el Mono de Kapanga le contó a Jey Mammon como fue su primer encuentro con Duhalde: “En un evento que tocamos estaba Duhalde. Estuvo bueno. Esos eventos de fin de año, había un par de políticos. Y vinieron los organizadores a decirnos que estaba presente, y si podíamos evitar tocarla. Les dijimos que “por supuesto que no”. Lo que sí me acuerdo es que yo sabía en qué mesa estaba y canté mirando para otro lado”.

Finalmente el músico argentino Fabio El Mono de Kapanga, habló de su lado supersticioso: “Hay un montón. No piso las rayas de las baldosas. Si la piso vuelvo para atrás. Las escaleras las subo con el pie derecho, y si el último escalón da con el pie izquierdo retrocedo y doy un salto. No paso por abajo de una escalera, y el otro día iba manejando el auto y se me cruzó un gato negro, puse marcha atrás y retrocedí como 70 metros”.