En medio del festejo por los 30 años de Showmatch, anoche Valeria Lynch pudo pilotear un momento que podria haber sido complicado.

Apenas salió al escenario, cantando Mariposa Tecknicolor, tuvo que sortear a varios bailarines que estaban haciendo su coreografía para llegar al centro del piso, y sumarse al resto de las mujeres vocalistas.

Mientras pasaba, una de las bailarinas se estiró hacia donde estaba Valeria, quien con rápidos reflejos se corrió -sonriendo- y logró evitar un fuerte codazo en su cara, que podría haber sido doloroso e incómodo en pleno show.

Como buena profeisonal, Valeria siguió cantando y caminando hacia adelante, como si nada hubiera sucedido.

Reviví acá ese momento:

Embed

Aparecen en esta nota: