Beto Casella durante 13 años posicionó a Pop radio como la más escuchada en su franja, junto a Santiago del Moro. El conductor de Bendita hizo lider a esa emisora a fuerza de talento y horas de aire frente al micrófono.

Pero esta radio, como todos los medios del grupo Indalo, entró en un cono de sombra y Beto se dio por despedido por falta de pago.

Según pudimos saber, accediendo a la demanda presentada por Bautista Casella, el conductor alega que ingresó en la emisora el 1 de diciembre del año 2004 y trabajó hasta el 6 de diciembre del 2017, trece años al frente del ciclo más escuchado de la emisora.

Por esos años de trabajo Beto reclama la cifra de 121 millones de pesos a la empresa Indalo o Ceibo, la actual "dueña" de radio Pop.

La cifra dejó helado a más de uno pero el el número que Beto y sus abogados reclaman. Como suele pasar en estos casos, luego tal vez se llegue a un arreglo mucho menor, pero por ahora la pelea es por ese dinero y Casella tiene todas las de ganar al respecto.

Aparecen en esta nota: