Lo Ultimo | Miguel Herrán | Miguel | Vida

¡Durísimo! Miguel Herrán: "El dinero me ha ensuciado como persona"

El famoso actor de La Casa de Papel y Élite, Miguel Herrán, se confiesa y admite que su vida como figura pública no es nada sencilla

A Miguel Herrán le cambió la vida de un día para otro. Trabajaba en lo suyo pero nunca vio venir el éxito. Un éxito rotundo y contundente a partir de sus participaciones en La Casa de Papel y Élite.

Este actor español es ahora toda una sensación tanto en la vida real como en las redes sociales, pero no todo lo que brilla es oro.

Miguel Herrán 2.jpg

El mito de que todos los artistas llevan una vida plena de felicidad fue descartado por Miguel Herrán. El actor hizo confesiones sobre su pasado y de cómo lleva su actualidad, lidiando con la fama y de cómo quiere volver a ser “un chico normal”.

A pesar de haber alcanzado gran fama, Miguel Herrán aseguró que le cuesta asumir su posición actual y mucho de ello se debe a su forma de ser en el pasado. “Yo era el típico chaval nini. No quería trabajar, no quería estudiar (…) Si yo te cuento las cosas que hacía antes no te cuadraría con la persona que soy ahora", confiesa.

Miguel Herrán 3.jpg

“Si yo te cuento las cosas que hacía antes no te cuadraría con la persona que soy ahora. Odiaba la vida, odiaba el mundo. Tuve una manera de ser bastante cabrona y de momento tengo miedo de contarlo, porque hice cosas de las que no me siento orgulloso. Me levantaba, me miraba al espejo y no me gustaba ni cómo era, ni lo que hacía, ni cómo trataba a la gente, ni cómo me trataba a mí mismo”, reveló a El País de España.

“Me cuesta mucho estar aquí y ahora. Siempre estoy pensando en lo que voy a hacer después, sin disfrutar del momento. Hago un montón de cosas a lo largo del día y no estoy en ninguna. Quiero poder estar en esta entrevista sin plantearme qué consecuencias tendrán mis respuestas”, reconoce, “Por eso me gustan los deportes extremos, porque en esos momentos me siento vivo. Cuando estoy descendiendo una montaña con la bici o la moto sé que si no estoy pendiente del contacto de la rueda con la tierra, de cómo voy a caer o de la suspensión me voy a meter una hostia. Y no me quiero meter una hostia”. Eso ya es un avance. El otro asunto pendiente de Miguel Herrán es gestionar la vigorexia que sufrió en la adolescencia, cuando sus amigos le apodaban “Conan el Bárbaro”, y que todavía lo acecha cuando se mira en el espejo equivocado.

Miguel Herrán 4.jpg

“Cada verano es la comidilla con mis colegas: cómo está mi cuerpo, si estoy más grande o más definido. Y yo siempre les digo que lo triste es que ellos con su barriga y sus cervezas son diez veces más felices con su cuerpo que yo”, lamenta.

El próximo capítulo artístico de Miguel se estrena el 28 de agosto con ‘Hasta el cielo’, un drama social que se convierte en un apasionado thriller de acción.

Dejá tu comentario