Lo Ultimo | médico trucho | coronavirus | Ignacio Martín

Alerta médico trucho: Ya está detenido

El joven de 19 años que se hizo pasar por un profesional de la salud está detenido. Qué pasará con el médico trucho que engañó en su lucha contra el coronavirus

Si algo le faltaba a el terrible 2020 que se enmarcó en una lucha feroz contra la pandemia de coronavirus era que personas malintencionadas se aprovecharan de la situación para sacar su propia tajada. Tal es el caso del médico trucho de 19 años en Córdoba, el joven Ignacio Martín, emulando lo que hizo Giselle Rímolo hace 20 años, durante la pandemia por coronavirus se puso el ambo y atendió a pacientes que estaban pasándola mal con el covid-19.

image.png

Ahora, este médico trucho llamado Ignacio Martín ya tiene un panorama más oscuro todavía: fue denunciado por "engaños a la administración pública" y también a administraciones privadas; ya que el joven de 19 años trabajaba en el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) de Córdoba, donde abocaban su servicio principalemente a paliar la gran pandemia de coronavirus en esa provincia, y a desarrollar diferentes estrategias para luchar contra la misma.

El relato de una familia afectada causa escalofríos: Ignacio Martín acudió ante una situación de emergencia a la casa de una familia de la ciudad de Río Cuarto, donde había una persona infectada con coronavirus de apenas 29 años. Sus familiares relataron que el muchacho ingresó a ver a la paciente y que no supo hacerle la maniobra de RCP (reanimación cardiopulmonar), y falleció luego de su intervención. Fue entonces que la familia de la fallecida quiso hacer la denuncia al supuesto profesional de la salud por mala praxis. Y al hacerla, se dieron cuenta de que Ignacio Martín era un médico trucho. ¡Espeluznante!

image.png

El médico trucho habría ingresado al servicio de emergencia como voluntario con un carnet falso que correspondía a una médica y no a él; lo extraño es que el joven jamás percibió un salario por sus actividades, por lo que no se comprende por qué el joven se hacía pasar por médico. Incluso llegó a aprender a hisopar para ayudar en la lucha contra el coronavirus. Un verdadero escándalo para el sistema de salud cordobés.