Luciana Salazar debutó anoche en Showmatch, luego de 4 años de ausencia. Y su llegada al programa fue un revuelo, pero no solo por ella, sino también por su hija.

Luli salió al estudio junto a Matilda, quien cautivó con su belleza y alegría a todos los presentes y logró enamorar a todos los espectadores.

Bella y divertida, la niña se movió por todo el estudio, bailó, jugó con Tinelli, acompañó a su mamá durante toda la gala y supo apropiarse de todo el público, incluso en las redes, que celebraron la llegada de Matilda a Showmatch.

La propia Luciana, incluso, agradeció en sus redes tantos mensajes para su hija.

Embed

¿Se vendrá un nuevo "Mirko" a la pantalla?

Embed

Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed
Embed

Aparecen en esta nota: