Marley, el próximo domingo, hará su ciclo "Por el mundo" desde la ciudad de México con Noelía Marzol como co-conductora.

Marley quiere que estos dos últimos programas sean realmente una bomba, el próximo desde tierra azteca y el último desde Buenos Aires junto a Lizy Tagliani.

Según pudimos saber Marley quiere sí o sí tener una nota con Luis Miguel, el astro de la música. Luis Miguel pasa por un momento muy brillante de su vida profesional debido a la serie biográfica que narra su increíble historia.

Marley para ayudar a la negociación tiene a su lado a Noelía Marzol, quien contó hace unos años que Luis Miguel le había tirado los perros. Marzol es amiga de Marley y más allá de cualquier broma, Noelía tuvo "algo con Luismi", que ella misma contó.

Marzol le contó a Rodrigo Lussich en Infama en el año 2015 su anécdota con Luis Miguel y los intentos del astro de conquistarla.

"Me llamó Marley, que es muy amigo de Luis Miguel, y me dijo que cenaba todas las noches con él y ya no sabía de qué hablar, esto fue como hace cuatro años y me preguntó si lo quería acompañar yo que era buena onda, ya que era 'agradable a la vista'. Me pidió que me fuera bien vestida, acorde a la situación. No podía ir de jeans, porque la cena era en el Hotel Faena. De hecho, Marley también fue muy bien vestido".

Embed

"Cuando llegamos, bajamos a la cava donde nos esperaba en una mesa enorme para los tres, él sentado solo en la cabecera. Nunca lo nombran a Luis Miguel, siempre es el señor. Él indicó que me siente a su derecha y Marley a la izquierda. Había gente de seguridad afuera y nos pidieron que por favor no atendamos llamados, que no revisemos el celular ni escribamos mensajes (…) La comida era muy rica y muy rara, por cierto. Había burbujas de aceites de oliva, muchos pancitos, quesitos. Tenía un reproductor que lleva a todos lados para escuchar música, escuchó música melódica como para ambientar, y lo dejó sobre una mesita que tenía al costado. Tomamos vino, agua y soda para digerirlo. No recuerdo bien el menú", continuó Marzol.

"Cuando estábamos comiendo, él se levantó y se fue. Yo me quedé mirando a Marley como diciendo '¿ahora qué hacemos?'. Agarró el grabador y se fue, desapareció por un rato largo. Luego se acercó uno de seguridad y nos dijo que 'el señor esperaba en otro cuarto' (…) Fuimos a la otra habitación con Marley y estaba Luis Miguel tocando el piano. Un mini recital y nos fuimos".

Con estos antecedentes Noelía es una buena compañera para poder convencer a Luis Miguel de participar en el anteúltimo programa de "Por el mundo".