Mariana Genesio Peña se destaca actualmente en la segunda temporada de El Marginal, donde forma parte del pabellón trans donde se brinda el servicio de peluquería en el penal San Onofre.

Hoy estuvo de invitada en Confrontados (El Nueve a las 15 hs) y contó cómo fue esta experiencia: "A El Marginal llegué porque era uno de mis series favoritas y tengo amigos e insistí mucho para estar, y al final nos dejaron y armamos un pabellón trans, que iba a estar un solo capítulo y al final duró varios más. Es una experiencia muy fuerte porque se filma en una cárcel real", dijo.

En pareja con Nicolás Giacobone, exitoso guionista argentino, habló de la posibilidad de tener hijos: "Lo hablamos muy pocas veces, y las veces que lo hablamos dijimos que no. Tenemos una vida muy cómoda, somos nómades, viajamos mucho". Y también señaló: "Más que a los trans, a los hombres que se enamoran de trans les cuesta mucho más asumirlo, vencer los prejuicios".

En diálogo con Rodrigo Lussich y Carla Conte, la actriz contó: "Que yo sea trans a Nico lo tomó de sorpresa. Nos conocimos en un café, esa noche salimos, y al mes me instalé en su departamento. Pero a él le costó un tiempo contárselo a la familia y a los amigos. Ya hace 9 años que estamos juntos", señaló Mariana.

"Mi abuela me ayudó mucho, pero cuando vine a Buenos Aires me costó mucho conseguir trabajo. Pensé que iba a ser más fácil, y pensé en prostituirme pero por suerte no lo necesité", dijo Mariana.

Mariana en Confrontados

Embed

Mariana había hablado anteriormente de su llegada a El Marginal, y había señalado: "Actuando en una compañía de chicas trans fuimos a hacer una obra a la cárcel de Ezeiza. Había un pabellón trans, y a mí me llamó la atención que las chicas trans estuvieran en el pabellón de hombres. Me parece espectacular y jugado lo que hizo Underground. Es súper interesante que lo reflejen en la serie, y más en esta época que están apareciendo muchas historias de chicas trans en la televisión. Me resulta educativo porque es una realidad", señaló.

Oriunda de Córdoba Capital, Mariana decidió cambiar de sexo a los 18 años, cuando terminó el colegio.

"En la mitad de la adolescencia empecé a endroginarme. No tenía el look de varón, era una csoa que no sabía bien qué era. Uno va tratando de adecuar su vestimenta a lo que se siente cómodo. Yo me dejé el pelo largo, usaba pantalones ajustados y remeras al cuerpo, que marcaran mi figura, me gustaba lo femenino", había dicho tiempo atrás.