En las redes mataron a Magui Bravi porque subió una foto como si fuera suya, pero que en realidad pertenece a una bailarina neoyorquina llamada Kylie Shea, por quien de algún modo se hizo pasar, de espaldas en una ducha; o al menos olvidó citar en el texto que escribió junto a la foto, de quién en realidad se trataba.

"Buen día, me avisan que las funciones de hoy y mañana están agotadas. Qué felicidad!, quedan algunas para el domingo en San Justo", escribió Magui en referencia a la gira teatral que realiza. Acompañó ese texto con la foto en cuestión, haciendo creer que era suya.

Pero al poco rato desde la cuenta @followthecaravana le hicieron saber que no era ella y la escracharon.

Entonces Magui arrobó en un comentario al usuario verdadero de la foto "para todas las nabas que comentan".

Mirá:

Aparecen en esta nota: