Lo Ultimo | Luisana Lopilato | Netflix | Pipa

Luisana Lopilato estrena película en Netflix

La actriz se luce en la piel de Pipa y este año Netflix estrena una película con Luisana Lopilato como protagonista.

Hacía tiempo que los argentinos queríamos ver al gran orgullo de nuestra tierra, Luisana Lopilato, quien hizo carrera y formó su familia en el lejano Canadá. Los fans ya no tienen que esperar mucho más para poder ver en la pantalla de sus dispositivos y televisión a la gran Luisana Lopilato, casada con el cantante Michel Bublé desde el 2011.

image.png

El gran gigante de streaming anunció con bombos y platillos que se viene la película Pipa, basada en en el personaje que interpretó Luisana Lopilato en los thrillers Perdida y La Corazonada. Allí interpretó a la investigadora Manuela Pipa Pelari, y según la descripción de Netflix, "la mujer dura y aguerrida que sobrevivió a su paso por la Policía a fuerza de romper las reglas y guardar secretos oscuros decidió cambiar de vida", dejando atrás parte de la carrera que este personaje había forjado en las películas pasadas.

image.png

"Después de abandonar su trabajo como investigadora y dejar en libertad a la tratante Cornelia Villalba, cayó en picada", contaron desde Netflix con el objetivo de conocer detalles del próximo estreno de Luisana Lopilato. La emoción de los fans es enorme, y hay una gran expectativa por el próximo estreno. Se trata de una película dirigida por Alejandro Montiel, quien también es el autor del libreto junto con la periodista y escritora Florencia Etcheves y Mili Roque Pitt.

image.png

En la película, que se estrena este año, Pipa se reubica en el norte de nuestro país luego de que su tía la arrastrara hasta allá con el fin de preservarla. Pero otro caso policial ocurre en esa localidad, lo que la hace volver a enfrentarse con su gran pasión de investigación y misterio.

Se trata de un estreno que se dará en algún momento de este año; sin embargo, desde Netflix no han precisado cuándo tendremos la suerte de ver a Luisana Lopilato encarnando nuevamente a Pipa. ¡Lo bueno se hace esperar!