Luis Ventura estaba en el partido de Victoriano Arenas y Ballester, en su condición de DT de Victoriano, cuando se desató la batalla campal en la cual Ventura recibió un golpe en la cabeza de atrás y luego un empujón que lo tiró al piso.

Una vez en el suelo Ventura recibió patadas por parte de algunos jugadores de Ballester y en ese momento entró uno de sus hijos, que estaba trabajando como fotógrafo en el encuentro, entró rápidamente a ayudar a su papá que estaba tirado recibiendo una paliza.

Ventura en diálogo con Andino y Mónica Guitierrez en América Noticias, contó que todo arrancó con un conflicto entre un jugador que había formado parte de uno de los equipos y ahora estaba en el otro y ahí nació la trifulca.

Los golpes fueron fuertes y por tal motivo Luis se dirigió a un centro de salud para hacerse unas placas porque sentía mucho dolor y temía tener alguna fisura en las costillas.

Uno de los hijos de Luis estaba en el partido como fotógrafo y cuando vio a su padre en el piso entró al campo de juego.

ventura golpes (1).jpeg
ventura golpes (2).jpeg

Aparecen en esta nota: