El matrimonio Sabrina Rojas y Luciano Castro no empezó el año de la mejor manera. Hace unos días un hackeo en la cuenta de Instagram de Sabrina, puso a la pareja en el ojo de la tormenta con sospechas de pelea entre ellos y una duda sobre violencia de género.

Sabrina se encargó de desmentir el posteo, dijo que fueron hackeados, que estaban pasando sus vacaciones y que no iban a atender a la prensa.

Para esa tranquilidad la pareja de Castro y Rojas eligió un balneario en Mar del Plata en las playas del Sur. Pero no contaban que el mismo balneario era el elegido por Mica Viciconte y Fabián ''Poroto'' Cubero, para pasar sus vacaciones.

El hecho concreto es que mientras Castro no quiere mucha gente a su alrededor, Mica y el Poroto viven sacándose fotos con el público. Según contó en Intrusos Guido Zaffora, Castro habría ido a hablar con los responsables del balneario para que prohíba la entrada a todo aquel que no sea cliente del lugar.

De esta manera Luciano intenta que los fanáticos no lo invadan y poder preservar su intimidad. Parece que las dos parejas están a pocas metros de distancia uno del otro y son vecinos de carpa.

Por ahora reina la paz, porque los dueños del lugar accedieron a los pedidos de Castro y se prohibió el ingreso de cualquiera que no sea cliente del balneario.