Medios | Luciano Cáceres | Juana Viale | Mirtha Legrand

La conmovedora historia de Luciano Cáceres y su madre

Durante la más reciente emisión de Almorzando con Mirtha Legrand, con Juana Viale, Luciano Cáceres contó una historia sobre su madre y un ángel.

En la más reciente emisión de Almorzando con Mirtha Legrand, el programa que ahora conduce Juana Viale para la pantalla de El Trece, Luciano Cáceres estuvo de invitado, y allí habló de por qué cree en los ángeles, y recordó un mensaje que recibió de su madre, años después de su muerte.

En el ciclo de Juana Viale, Luciano Cáceres comenzó diciendo: “Tuve una experiencia muy fuerte que ya la conté acá con tu abuela. Básicamente, mi madre antes de irse, mi mamá tuvo muchos años cáncer, haciendo todos los tratamientos y demás, pero el último momento donde empezó a entrar y salir de coma vos llegabas a la terapia intensiva y mi vieja estaba con su mano así”.

Luego, el actor continuó relatándole a Juana Viale: “Mi vieja ya no hablaba, traqueotomía y qué sé yo y yo le preguntaba sin hablar y me escuchaba, y ella me decía que estaba agarrada a su ángel, que era una mujer muy blanca, muy alta, como de 50 años, que se llamaba Amor. Mi vieja el último tiempo, el último año de tratamiento, decidió abandonar toda la medicina convencional y sólo hacía reiki y algunas terapias alternativas, y al final le dije a mi madre si quería que le traiga alguien de reiki y me dijo que sí".

Muy emocionado, profundizó en la mesa de Almorzando con Mirtha Legrand: “Esto fue un lunes y mi vieja el miércoles a la noche entra en coma otra vez, pero esta vez me dicen ya está, despedite. Pasó el jueves, el viernes, yo había quedado que el sábado iba una persona de reiki y así fue, que la persona entró a terapia intensiva, me dijo yo no puedo hacer nada, y mi mamá, que estaba postrada desde hace muchos días ahí. Fue a poner las manos sobre sus piernas y mi mamá empezó a mover las piernas, a tocarle las manos y que empiece a mover las manos, y ahí fue que le dije agarrate fuerte a tu ángel y partió”, profundizó muy emocionado.

Finalmente, Luciano Cáceres concluyó diciendo, para el asombro de todos los presentes en la mesa de Mirtha Legrand: “Cuando mi mamá muere tiramos las cenizas en el mar, que era donde ella quería, y mi papá una Nochebuena me dijo que quería pasarla ahí, donde tiramos las cenizas. Preparo la cena, vengo caminando a su negocio, y cuando vengo caminando por el mar un rosario me cae a los pies. Pasaron 17 años, tengo un accidente y me recomiendan hacer reiki. La señora me dice vamos a hacer la sesión pero tengo un mensaje para vos, tu mamá hizo mucho esfuerzo para que ese rosario llegue a tus pies. Lo guardé, no lo usaba hasta que esa señora me dijo eso”.

A continuación podés ver el extracto del ciclo Almorzando con Mirtha Legrand, conducido por Juana Viale para la pantalla de El Trece, en donde Luciano Cáceres contó una conmovedora historia sobre su madre y un ángel:

Embed