Tanto Luciana Salazar y Martín Redrado son infumables, después de la acusación de brujería de Luly sobre el economista parece que la relación no tiene vuelta atrás, pero a pesar de todo se siguen enviando indirectas vía redes sociales.

Aparecen en esta nota: